Maximilien Luce, neo-impresionista. Retrospectiva

ARCHIVO
2010

Maximilien LuceVista de Londres (Canon Street)© ADAGP, Paris 2010 / Tous droits réservés
Maximilien Luce nace en París, en un entorno de artesanos. Grabador, hacia 1880 emprende una carrera de pintor. Camille Pissarro, que comparte sus convicciones anarquistas, le presenta en 1887 el grupo neo-impresionista y Luce adopta entonces la técnica de la división de los tonos. Pero, lejos de tener el enfoque despegado de Georges Seurat, describe el universo contemporáneo con pasión. Le gustan los efectos de luz violentos, desde el crepúsculo a orillas del Sena, a los efectos inéditos de la iluminación urbana. Sin embargo líricos, los cuadros del País negro o las llamas de los altos hornos, encandilan la noche.

Sus obras alcanzan entonces una potencia del color que anuncia el fauvismo. Fascinado por las obras de Haussmann, también evoca el universo de los constructores. Posteriormente, instalado en Rolleboise, en el departamento de las Yvelines, encuentra la tranquilidad y vuelve a temas más serenos. Mediante más de setenta obras (tanto pinturas como dibujos), así como numerosos documentos históricos, la exposición abarca el recorrido de uno de los mejores representantes del movimiento neo-impresionista.

Comisariado

Marina Ferretti Bocquillon, directora científica - conservadora del museo de los impresionismos Giverny, asistida por Vanessa Lecomte, encargada de la conservación

Exposición organizada por el museo de los impresionismos Giverny, en el marco del festival Normandía Impresionista, con préstamos excepcionales del museo de Orsay

28 julio - 31 octubre 2010

Museo de los Impresionismos, Giverny


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter