Léon Gimpel (1873-1948), las osadías de un fotógrafo

ARCHIVO
2008

Placa de proyección
Léon GimpelEl Dirigible Ciudad de Bruselas© SFP
Hoy desconocido, Léon Gimpel fue sin embrago un famoso fotógrafo aficionado de la Bella Época. Deja libre curso a su curiosidad, realizando reportajes para la prensa y diseñando series destinadas a la vulgarización científica. Animado de una inagotable curiosidad técnica, trata de ir lo más lejos posible con las posibilidades del medio. Su práctica aficionada se convierte entonces en virtuosa: graba en blanco y negro los rayos que alcanzan la torre Eiffel, evolución de un París nocturno que se ilumina de ahora en adelante mediante la electricidad o también los picados que perciben los primeros aviadores desde sus nuevas máquinas.

En 1907, Gimpel está asociado a la presentación del autrocromo, primer proceso comercializado de fotografía en color, en los locales de L'Illustration. Explota de modo magistral sus posibilidades, realiza reproducciones en color de paisajes de montaña, de iluminaciones de fachadas o de escenas de la vida parisina, magnifica de hecho el universo tornasolado de la Bella Época.

La exposición reúne autocromos y revelados sobre papel, pero también placas de proyección utilizadas para sesiones entonces tan populares como aquellas de las primeras películas del cinematográfico.


Comisarios

Thierry Gervais, editor de la revista Etudes photographiques y miembro de la SFP, Dominique de Font-Réaulx, conservador en el museo de Orsay

En colaboración con la Sociedad francesa de Fotografía

Con el apoyo de Neuflize Vie

Neuflize Vie

12 febrero - 27 abril 2008
Musée d'Orsay

Galería de fotografía

Con el apoyo de
Neuflize Vie

Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter