Las Exposiciones universales, arquitecturas reales y utópicas

ARCHIVO
2007

Edouard Loviot
 Une salle des fêtes dans la galerie des Machines, exposition universelle de 1900 [Una sala de fiestas en la galería de las Máquinas, exposición universal de 1900]
 1898
 Pluma y acuarela
 París, museo de Orsay
Edouard LoviotUna sala de fiestas en la galería de las Máquinas, exposición universal de 1900© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski
Verdaderos laboratorios, compendios de arquitecturas y ornamentos, las exposiciones universales marcan la vida de las grandes capitales, a partir de 1851. La idea de una confrontación internacional pacífica, que abarque el comercio, la industria y las Bellas-Artes, se concreta con la primera Exposición universal de Londres, centrada entorno al Crystal Palace, monumento novedoso por su transparencia, dimensiones y técnicas constructivas.


En 1855, la primera Exposición universal parisina intenta responder a la deslumbrante realización londinense con el Palais de l'Industrie. Ubicado en la parte inferior de los Campos Elíseos, dicho edificio inicialmente diseñado para durar, fue derrumbado a fines de siglo para dar paso a la Exposición de 1900.

Dicha exposición legó a París uno de sus más imponentes paisajes urbanísticos, con el Grand y Petit Palais y el puente Alejandro III. Mientras tanto, el año 1889 celebra el triunfo del hierro, con los Palacio de Bellas-Artes y de las Artes Liberales, la Galería de las máquinas y la Torre de 300 metros (la Torre Eiffel).


En primer lugar poco extensas, las exposiciones toman, a partir de 1867, el aspecto de verdaderas villas efímeras, heteróclitas y coloridas que, cuando están situadas en el mismo corazón de la ciudad, entran en contradicción con la misma. En París, de 1855 a 1900, la Exposición ocupa poco a poco el Campo de Marzo, la Explanada de los Inválidos, el Trocadero, parte de los Campos Elíseos, junto con ambas orillas del Sena, entre el Trocadero y los Campos Elíseos, cubriendo 16 hectáreas en 1855 y 135 en 1900.


La imaginación de los arquitectos, la diversidad de los edificios se iluminan, gracias a la rica colección de bocetos de arquitectos del museo y del fondo Eiffel que proporcionan una nueva vida a estas sorprendentes realizaciones.

Comisario


Caroline Mathieu, conservador jefe del museo de Orsay.

19 junio - 16 septiembre 2007
Musée d'Orsay

Salas de arte gráfico

Acceso con la entrada museo


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter