Musée d'Orsay: La casa de Wendel, Tres siglos de industria en Lorena (1704-2004)

La casa de Wendel, Tres siglos de industria en Lorena (1704-2004)

ARCHIVO
2004

Acuarela
Charles de BertierLas forjas de Hayange en 1866© Musée d'Orsay, dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
Cuando Jean-Martin de Wendel adquiere, en 1704, un negocio de forja casi en ruinas en Hayange, un pequeño pueblo del valle del Fensch, empieza una verdadera epopeya industrial. La familia, originaria de Brujas, se había instalado en Lorena con Christian de Wendel (1636-1708). Jean-Martin, el segundo hijo, dirige primero la fundición de Ottange, antes de iniciar en Hayange esta dinastía de maestros de la metalurgia que continuará dirigiendo hasta 1978. A la muerte de este pionero, sus hijos heredan cinco fundiciones en plena actividad, cuya historia se va a cruzar con la del famoso taller de fundición real del Creusot, ya que uno de los fundadores es su nieto Ignace de Wendel. Este último es un personaje fascinante, no sólo es un gran ingeniero apasionado por las innovaciones técnicas, sino también escritor y filósofo, un “hombre de las luces”, en exilio en Alemania durante la revolución, amigo de Goethe, entonces ministro encargado de las minas y de las fundiciones.

pintura
AnónimoMadame d'Hayange, viuda de Charles de Wendel© Denis Ernwein
Las mujeres han desempeñado un importante papel en esta aventura: Madame d’Hayange, viuda de Charles de Wendel en 1874, hace frente sola a la tormenta revolucionaria; las fundiciones son confiscadas y la viuda es conducida a la prisión de Sarreguemines. En 1803, es necesario rescatar las fundiciones, es una especie de segunda fundación. Más tarde, Madame François de Wendel, que ha perdido a su marido en 1825 y a su hijo Charles, en 1870 se ve confrontada a la anexión a Alemania. Es ella quien crea la empresa Société des Petits-Fils de François de Wendel, para conservar la propiedad y la gestión de las fábricas.

 

pintura
AnónimoFrançois de Wendel d'Hayange© Musée d'Orsay, dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
En el siglo XIX, la empresa está en pleno apogeo. François de Wendel (1774-1825) y Charles de Wendel (1809-1870) van a asentar la prosperidad de las fábricas. François se encuentra en Hayange y adquiere las fundiciones de Moyeuvre y de Jamailles que se esforzará en desarrollar. Con él empieza la incursión de los de Wendel en la política; es diputado, Presidente del Consejo general de Moselle. Junto con su cuñado, el barón Théodore de Gargan, Charles funda la ciudad y las fundiciones de Stiring Wendel. Ellos adquieren las minas de hulla de Petite Rosselle, lo que les permite tener, en fin, la materia prima necesaria para la alimentación de los altos hornos, acumulando así minas de carbón, minas de hierro y fundiciones.

Charles es también el iniciador de la política social de los de Wendel; crea una ciudad obrera, jerarquizada y dominada por la presencia de la dirección y de las fábricas, que será un modelo hasta la década de 1930. Este patrón lúcido se da cuenta rápidamente de la importancia del ferrocarril y funda una red destinada a comunicar las fábricas y a enlazarse a la compañía de ferrocarriles del Este.

 

pintura
Alphonse de NeuvilleLa pasarela de Stiring, agosto de 1870© Musée d'Orsay, dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
La Lorena anexada por Alemania de 1870 a 1978, conoce el periodo más sombrío y más doloroso de su historia. Durante esos años, Henri de Wendel (1844-1906) adquiere el procedimiento para fabricar el acero, puesto a punto por los ingenieros británicos Thomas y Gilchrist; deseosos de poseer una fábrica en Francia, los de Wendel, asociados a los Schneider y al banco Seillière, sacrifican la fábrica de Jœuf, en 1882. Para recibir a sus hijos, que estudian en Francia y rara vez obtienen la autorización para ir a verlo a Lorena, hace construir el castillo de Jœuf. En 1905, su segundo hijo, Maurice, manda construir para su familia el castillo de Brouchetière en el parque de esta propiedad. En 1913, este último adquiere un palacete particular en la avenida de New York.

pintura
Léon SimonLas fraguas de Joeuf© Musée d'Orsay, dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
Allí reconstituye la decoración del palacete de Besenval, diseñada por Clodion en 1782 y conservada en el Louvre, y encarga al célebre pintor catalán José-Maria Sert (1876-1945) una decoración dedicada a la Reina de Saba, conservada en el Museo Carnavalet.

 

fotografía
AnónimoMadame de Wendel con sus tres hijos posando para la vidriera de Hayange con un decorado gótico© DR
En 1918, la dirección se reparte entre los tres hijos de Henri: François II, director del Banco de Francia, presidente del poderoso Comité de Fundiciones y político, Humberto, hábil negociador, y Maurice, más interesado en las obras sociales. La empresa está en pleno apogeo cuando estalla la Segunda Guerra Mundial. A los de Wendel se les prohíbe la entrada en Lorena y las fábricas son confiscadas. Los lorenos deben elegir entre Alemania y Francia; si deciden conservar la nacionalidad francesa, son expulsados. Al término de la guerra, el paisaje industrial cambia. En 1946, las minas de carbón son nacionalizadas; el último gran maestro de fundiciones histórico, François II de Wendel, fallece en 1949. La empresa, siempre bajo la dirección de la familia, vive en 1978 las grandes tormentas que conmocionan la siderurgia europea, y el conjunto del imperio de Wendel es nacionalizado sin indemnización. Pero el estandarte de los de Wendel sigue ondeando en el mundo empresarial.

 

dibujo
AnónimoEl castillo de Brouchetière© DR
Esta exposición narra una aventura industrial y humana, conducida colectivamente por los de Wendel, sus directores y asociados, sus empleados y obreros de las fundiciones y minas, en una provincia de agitada historia.

Forma parte de la serie de dossieres dedicados por el Museo de Orsay a las grandes dinastías: de arquitectos como los Vaudoyer (1991), de industriales como los Schneider (1995) y de artistas como los Halévy (1999).

fotografía
AnónimoVista del carreau Saint-Joseph, Petite Rosselle© DR
A través de una serie de pinturas, esculturas, objetos, maquetas de lugares y de máquinas, diseños arquitectónicos, diseños técnicos y fotografías antiguas, esta exposición gira en torno a tres temas:

  • La historia de la dinastía de Wendel, desde su llegada a Hayange en 1704 hasta la muerte del último maestro de fundiciones "histórico", François II de Wendel, nacido en 1874 y fallecido en 1949. Una serie de retratos pintados o esculpidos (Carolus Duran, Ernest Hébert, Denis Puech), acuarelas, dibujos y fotografías de los castillos de Hayange, de Joeuf y de Brouchetière, de los palacetes de la calle de Clichy y de la avenida de New York, algunos objetos y recuerdos testimonian el modo de vida de los de Wendel y sus sentimientos frente a la anexión alemana.

  • Los grandes progresos industriales, técnicos y sociales: toma de posesión de las fundiciones de Hayange, fundación del Creusot, fundiciones y minas de hierro, explotación de las minas de carbón de Petite Rosselle (maqueta del cuadrado del pozo Saint-Charles); presentación de las obras sociales y de la ciudad obrera de Stiring-Wendel, modelo que sigue en vigor hasta la década de 1930.

 

 

  • fotografía
    AnónimoMina de Hayange, separadores de mineral© DR
    La vida de la población lorena en las minas y las fábricas. La mayoría de los objetos de esta sección provienen de coleccionistas lorenos, de antiguos empleados de los de Wendel y del notable museo de minas de hierro de Neufchef, cerca de Hayange, totalmente constituido y realizado por ex mineros y empleados de las fundiciones de Lorena.

    pintura
    Jean-André RixensLaminado del acero: entrada y salida de los lingotes del horno© DR
    La obra más sorprendente de esta sección es, sin duda, el gran cuadro de André Rixens: Laminado del acero: entrada y salida de los lingotes del horno, obra monumental que obtuvo la medalla de oro en la Exposición Universal de 1889. La anexión de Moselle es presentada por medio del gran cuadro de Alphonse de Neuville, de fotografías y de objetos que testimonian la lealtad tenaz de este territorio a Francia.