Manet, Monet. La estación Saint-Lazare

Claude MonetLa estación Saint-Lazare© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski
Pintado en 1874 por Manet, El ferrocarril, llamado también La estación Saint-Lazare (Washington, National Gallery of Art) sigue fascinando a los historiadores y críticos de arte. La exposición hizo un balance de las investigaciones recientes sobre esta obra enigmática y compleja, y evocó el contexto de renovación artística que siguió a los años de la guerra con Prusia.

También puso de relieve las relaciones de Manet y Monet, entablando el debate sobre la pintura de taller y la pintura al aire libre.


Encarnación de la modernidad y de la libertad recobrada, la estación Saint-Lazare y sus alrededores, el nuevo barrio de Europe, transformado por las obras de renovación del barón Haussmann, constituyen un tema privilegiado por los impresionistas. Junto a los cuadros de Manet y de Monet –este último celebró la belleza moderna y el dinamismo de la estación en una docena de obras–, la exposición reunió obras de Gustave Caillebotte, Berthe Morisot, Puvis de Chavannes...


Exposición organizada por la Réunion des Musées Nationaux y el Museo de Orsay, con el apoyo de Zeneca

Comisariado

Juliet Wilson-Bareau, historiadora de arte, Henri Loyrette, director del Museo de Orsay, Philip Conisbee, conservador de la National Gallery of Art de Washington

Exposición igualmente presentada en la National Gallery of Art de Washington del 14 de junio al 21 de septiembre de 1998

12 febrero - 17 mayo 1998
Musée d'Orsay

espacio de exposición temporal


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter