Victor Baltard (1805-1874). El hierro y el pincel

AnónimoLas Halles, vista tomada desde las galerías de la iglesia de San Eustaquio© Musée d'Orsay / Sophie Boegly
El nombre de Baltard evoca todavía para todos los Parisinos un lugar simbólico de la capital, aunque hoy desaparecido, las Halles de París. Este amplio edificio de vidrio y de metal, imitado con tanta frecuencia, fue el origen de la inmensa fama del arquitecto, pero provocó también la incomprensión de algunos historiadores, que le negaron la autoría de este proyecto.
Personaje complejo, si no ambivalente, Baltard estuvo, en efecto, constantemente tenso entre la afirmación del aspecto artístico de su profesión, y el afán por las novedades técnicas.

La exposición tiene por objetivo mostrar que, lejos de ser divergentes, ambas preocupaciones han nutrido conjuntamente su creatividad. Para ello, reúne obras de índole muy variada (dibujos de arquitectura, maqueta, fotografías antiguas, grabados, pinturas, mobiliario, vitrales, etc.) que ilustran, paralelamente, ambas facetas de Baltard: el artista que, cercano a Ingres y Flandrin, dirigió la decoración de iglesias parisinas y posteriormente del Ayuntamiento, y el constructor, que utilizó acertadamente el metal, reinventando, junto con Haussmann, el nuevo rostro de la capital.

 

Comisario

Alice Thomine-Berrada, conservadora en el museo de Orsay, junto con la colaboración de Isabelle Loutrel, conservadora de los Monumentos históricos del Drac de la Champagne-Ardenne

Esta exposición está realizada gracias al apoyo de Rungis Marché International

16 octubre 2012 - 13 enero 2013
Musée d'Orsay

Acceso con la entrada museo


Colaboración
Results
/0

Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter