Victor Baltard (1805-1874). El hierro y el pincel

1

2

3

4

5

6

7

Una larga obra

Charles MarvilleLes Halles centrales, pavillon Baltard. Paris (Ier arr.)© Charles Marville / Musée Carnavalet / Roger-Viollet
En febrero de 1854, se reanuda la obra. El emprendedor de Argenteuil, Pierre François Joly, uno de los pioneros de la construcción metálica, fue asociado a los cálculos de estructura y encargado del montaje. También proporciona las piezas de hierro.
Los elementos en fundición, en particular las inmensas columnas de 10 metros de alto, se colaron en la fundición de Mazières, cerca de Bourges, así como en los establecimientos Muel, Whal et Cie en la Meuse, antes de ser transportadas a París.

La masa de materiales implementada es considerable: únicamente para el cuerpo Este, fueron nada menos que 1.500 toneladas de fundición y de hierro. Las primeras obras se llevan a cabo rápidamente: los dos primeros pabellones se inauguran en octubre de 1857, y el conjunto del cuerpo Este (ya sea seis pabellones) se finaliza un año después.
Se erigen más lentamente, cuatro otros pabellones, entre 1858 y 1874. El conjunto solo llega a acabarse entre ambas guerras, con la construcción de los dos últimos pabellones, que rodean la nave de los trigos.

Un inmenso éxito

AnonymeMaison Braillon© Musée d'Orsay / Patrice Schmidt
El éxito popular de las halles se explica debido al "marcado interés por las construcciones en metal [que] dominan el gusto del público", evocado por Baltard en su Monografía de las Halles centrales de París (1863). El arquitecto implementa, en esta realización, los nuevos materiales industriales, de forma totalmente innovadora. El envoltorio exterior de los pabellones está formado por una estructura metálica basada en un zócalo de ladrillo y un asiento de piedra castaña de Vosges, lo que procura un efecto decorativo inédito.

Para evitar el uso de anclajes, que considera poco fiables y no estéticos, Baltard garantiza la rigidez de las grandes alzadas, mediante importantes ménsulas. Gran dibujante, preocupado por las cuestiones ornamentales, proporciona una elegante decoración a los elementos en fundición.
Ya sea revistas profesionales o grandes periódicos de la época, como L'Illustration o L'Univers illustré, todos brindan el testimonio de la admiración que causan las cualidades estéticas de esta estructura metálica, amplificadas por la luz que se difunde por las amplias cristaleras laterales.

1

2

3

4

5

6

7


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter