Más allá del impresionismo: nacimiento del arte moderno

Henri Rousseau, llamado el Aduanero (1844-1910)
 La charmeuse de serpents [La encantadora de serpientes]
 1907
 óleo sobre lienzo
 Alt. 169; Anch. 189,5 cm.
 París, museo de Orsay, legado de Jacques Doucet, 1936
Henri Rousseau, llamado el AduaneroLa encantadora de serpientes© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski
La última exposición del grupo impresionista, en 1886, es el propio símbolo de las disensiones entre sus miembros, conclusión de una lenta desagregación del ideal común que les había reunido en la década de 1870: pintar al aire libre, a partir del motivo, con colores claros, temas de la vida moderna.

Una nueva generación de artistas rechaza la expresión "natural" del paisaje: ese año, Gauguin acude por primera vez a Pont-Aven, en busca de algo "salvaje", "primitivo", Van Gogh llega a París, Cézanne se encuentra en Aix-en-Provence desde 1879, región "tan eminentemente plástica" que corresponde a su temperamento y a sus investigaciones.

Unidos por el deseo de crear un arte más adecuado con su época, Bonnard, Vuillard y sus amigos se llaman, con un cierto sentido del humor "Nabis" (profetas), y pretenden reencontrar el "sabor de la sensación primitiva", poniendo en tela de juicio la perspectiva tradicional procedente del Renacimiento italiano. Orientados hacia el sueño y el inconsciente, Redon y los simbolistas inventan otro mundo, celebrado por Apollinaire y toda la vanguardia literaria, la vida del modesto Aduanero Rousseau está transfigurada por el soplo de su imaginación. Georges Seurat, Paul Signac o Henri-Edmond Cross llevan a cabo elaboradas investigaciones relativas al color y la luz.
Todos rechazan la "tonta imitación" tanto de los naturalistas como de los impresionistas.

Estas experiencias tan personales, están reunidas comúnmente bajo el nombre de post-impresionismo. Pero la situación es mucho más compleja de lo que imaginamos, los artistas de este periodo no siempre se apartan del ejemplo de sus predecesores, y alternan, según su evolución, rechazo o admiración.
Mediante más de setenta cuadros, dibujos y esculturas del museo de Orsay, la exposición Más allá del impresionismo: nacimiento del arte moderno revela las transformaciones estéticas y culturales que han marcado el París artístico de finales del siglo XIX.

Comisariado

Caroline Mathieu, conservadora jefe del Museo de Orsay

3 mayo - 31 agosto 2014

Séoul, National Museum of Korea


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter