La galería impresionista

La gran galería de la quinta planta, dedicada al impresionismo, se ha sometido a una verdadera metamorfosis. Es al arquitecto Jean-Michel Wilmotte a quien se ha encargado la tarea de corregir el diseño, mejorar la iluminación y pensar de nuevo el delicado diálogo entre las vitrinas y los muros de colores. Se conserva, sin embargo, el contrapunto con la arquitectura 1900 de Victor Laloux, gracias a las estructuras metálicas, dejadas voluntariamente aparentes.

Ahora el suelo está cubierto de una tarima oscura. Los cimacios, pintados con un delicado gris, dejan expresarse libremente todas las sutilezas cromáticas de los cuadros realzados por la nueva iluminación. Las esculturas, por su parte, se benefician de vitrinas más discretas y ventiladas.

© Musée d'Orsay / Sophie Boegly

Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter