Del academicismo al impresionismo

El periodo 1848-1914 es uno de los más ricos de la historia de la pintura. En reacción contra el academicismo de los Salones, pintores realistas como Courbet o jóvenes artistas impresionistas con Manet, se dejan la piel en renovar formas y temas, en una extrema efervescencia de talentos diversos. Trastornan los criterios tradicionales del buen gusto y echan las bases de la pintura moderna.

Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter