Henri Schmit
Proyecto de reconstrucción de la Ópera Cómica

Proyecto de reconstrucción de la Ópera Cómica, fachada lateral de la calle Favart
Henri Schmit (1851-1904)
Proyecto de reconstrucción de la Ópera Cómica, fachada lateral de la calle Favart
1893
Pluma y tinta negra, acuarela y realces de oro
Alt. 64,4; Anch. 100 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Michèle Bellot

Projet de reconstruction de l'Opéra Comique, façade latérale sur la rue Favart [Proyecto de reconstrucción de la Ópera Cómica, fachada lateral de la calle Favart]


La historia de la Ópera Cómica, como en muchas ocasiones la de los teatros hasta la llegada de la electricidad, parece marcada por los incendios. La primera sala, edificada en 1783, fue destruida por el fuego en 1838. Reedificada por Théodore Charpentier (1797-1867), se volvió vetusta rápidamente y, el 25 de mayo de 1887, durante una representación, el fuego se declaró en el escenario y para luego pasar a la sala.
A partir de entonces se plantea el problema de la reconstrucción. Se propuso erigir la Ópera en la plaza del Châtelet o en las Buttes-Chaumont. Finalmente, se decidió conservar su ubicación original, pero con una fachada que daba al bulevar des Italiens. Tras el estudio, este proyecto se reveló irrealista, debido a los numerosos edificios que se tenían que derrumbar y a los gastos de expropiación que hubiesen requerido un importe de ¡siete millones de francos! Se conserva pues la primera orientación del edificio, con fachada a la calle Favart y entrada por la plaza Boïeldieu.

Un concurso de arquitectura fue lanzado el 1 de mayo de 1893. Se recibieron ochenta y cuatro proyectos que fueron mostrados en el Palacio de la Industria. Se tenía que tener en cuenta el exiguo emplazamiento, un rectángulo de cincuenta y dos metros por treinta, y no sobrepasar un importe de 3.500.000 francos. Fue el arquitecto Louis Bernier (1845-1921) quien ganó el primer premio.
El proyecto de Henri Schmit, de buena composición, recibió una mención honorable. Refleja el afán del siglo XIX por los teatros a la italiana y la influencia del gran modelo: la Ópera de Charles Garnier que fue finalizada en 1875.


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter