Muestras

Los pabellones internacionales en las exposiciones universales

Sous-titre
Un museo de las identidades al aire libre

Del 09 Septiembre al 13 Diciembre 2022 -
Museo de Orsay
1, rue de la Légion d'Honneur 75007 Paris
Mapa e itinerario
dessin, Jean-Camille Formigé, Projet pour l'Exposition universelle de 1900, restaurant roumain, façade sur la Seine, en 1900
Jean-Camille Formigé
Projet pour l'Exposition universelle de 1900, restaurant roumain, façade sur la Seine, en 1900
Musée d'Orsay
© Musée d’Orsay, Dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
See the notice of the artwork
Para el siglo xix, la idea de nación posee una transcendencia considerable. Esa idea impacta en la Arquitectura, más que en cualquier otro tipo de realizaciones; una arquitectura cuya práctica permite llegar a las masas sin exigir de ellas ningún esfuerzo personal.A partir de 1867, las exposiciones niversales son un laboratorio de representaciones de las naciones, materializadas en «pabellones» cuya arquitectura rezuma historia, tradición e identidad.

La moda de los pabellones nacionales culmina con ocasión de la Exposición Universal de París en 1900 (50,8 millones de visitantes). En una Europa en la que los nacionalismos se alzan y amenazan la integridad de los imperios, estas construcciones se extienden cual museo al aire libre a lo largo de la “Calle de las Naciones”.

 

El Museo de Orsay conserva notables testimonios de aquel espectáculo de las identidades nacionales. Se trata de dibujos creados principalmente por arquitectos franceses egresados de la Escuela de Bellas Artes de París, institución que en aquella época gozaba de gran prestigio internacional. Estos arquitectos se alzan como los portavoces de los estilos nacionales, que en ocasiones contribuyen a inventar.

 

, Formigé, Jean-Camille
Jean-Camille Formigé
Projet pour l'Exposition universelle de 1900, restaurant roumain, façade sur la Seine, en 1900
Musée d'Orsay
© Musée d’Orsay, Dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
See the notice of the artwork

 

En 1900, el reino de Rumanía, independiente desde 1881, encargó a Jean-Camille Formigé la creación de varios pabellones para la nueva nación. Los cuentos populares sirvieron de inspiración artística para la decoración de las paredes. El pabellón de Bosnia-Herzegovina fue diseñado por Alfons Mucha, que representó leyendas bosnias.

 

Expuesto en la planta baja, al fondo de la nave.

The exhibition is now over.

See the whole program