Exposición

Signac coleccionista

Du 12 Octubre 2021 au 13 Febrero 2022 -
Museo de Orsay
1, rue de la Légion d'Honneur 75007 Paris
mapa e itinerario
Georges Seurat-Le cirque
Georges Seurat
Le cirque (détail), en 1891
Musée d'Orsay
Legs John Quinn, 1924
© Musée d’Orsay, Dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
See the notice of the artwork

En los últimos quince años, se ha renovado el interés en el coleccionismo, impulsando numerosos estudios, exposiciones y publicaciones. En este contexto, la colección Signac es un verdadero caso de estudio, ya que refleja la perspectiva y las posiciones de un artista particularmente activo en la escena artística de su tiempo. La colaboración con los archivos de Signac, que conservan, además de la correspondencia del artista, los cuadernos en los que registró sus compras, permite establecer un inventario preciso de las pinturas, dibujos y grabados que le pertenecieron.
Autodidacta, Signac aprendió su oficio observando las obras de los impresionistas, en particular las de Claude Monet, Edgar Degas, Gustave Caillebotte o Armand Guillaumin, la mayoría de las cuales figuran en su colección. Su primera adquisición fue un paisaje de Paul Cézanne.
Procedente de una familia adinerada, pero sin por ello ser rico, Signac podía considerar la adquisición de obras importantes, pero debía reflexionar bien sobre sus elecciones. Desde el principio, el papel que desempeñó en la fundación y luego en la organización del Salón de Artistas Independientes, del cual se convirtió en presidente en 1908, lo ubicó en el centro de las diversas corrientes de vanguardia. A pesar de que a menudo prefería las obras de sus amigos neoimpresionistas, como las de Georges Seurat, Camille Pissarro, Maximilien Luce o Henri-Edmond Cross en particular, también le interesaban las de los Nabis, Pierre Bonnard, Edouard Vuillard, Ker-Xavier Roussel, Maurice Denis y Félix Vallotton. En la siguiente generación, su pasión por el color lo llevó a apreciar a los fovistas, en particular a Kees Van Dongen, Henri Matisse, Charles Camoin y Louis Valtat. Porque el autor del tratado De Eugène Delacroix al neoimpresionismo señalaba desde el comienzo la relación que conduce del neoimpresionismo al fovismo. La colección también posee algunas sorpresas, incluidas obras menos esperables de este amante del color, como un hermoso carboncillo de Odilon Redon o un cuadro "un poco lascivo" de Walter Sickert.

The exhibition is now over.

See the whole program