Musée d'Orsay: Naturalismo

Naturalismo



Musée d'Orsay - Accrochage "Naturalisme"© Musée d'Orsay / Sophie Crépy
Hasta el 31 de diciembre, la nueva sala de exposición de la 5a planta recibe una muestra temporal, dedicada al movimiento naturalista, uno de los más importantes del siglo XIX.

En la estela de Jean-François Millet y de Jules Breton, se impone una generación de pintores, a finales de la década de 1870, que renuevan la imagen de la ruralidad y de la labor obrera.
La pintura naturalista, estrechamente relacionada con las novelas de Émile Zola o de los hermanos Goncourt, ambiciona retranscribir un mundo en profunda mutación técnica y social, en toda

su fugaz verdad. Mediante una representación ilusionista, a veces con el apoyo de la fotografía, erige sus protagonistas en tipos, representativos de un grupo social. La estética naturalista coincide entonces con las preocupaciones del régimen republicano que se va arraigando, en la encrucijada de 1880, hasta encarnar el estilo oficial de la IIIa República, como lo demuestran numerosas compras del Estado, de las que son herederas las colecciones del museo de Orsay.
Esto no impide, al naturalismo, apropiarse todas las franjas de la sociedad y, paulatinamente, renovar todos los géneros, incluida la representación del sentimiento religioso. La poesía, que envuelve estas escenas de la vida cotidiana, esconde además, una pluralidad de partidos políticos.

Musée d'Orsay - Accrochage "Naturalisme"© Musée d'Orsay
Esta muestra de cuadros naturalistas se completa con la presencia de tres esculturas que contribuyen al mismo movimiento: Recuerdo, Alsacia-Lorena de Paul Dubois, Gran campesino de Aimé Jules Dalou y En la calle de Alphonse Amédée Cordonnier. Se beneficia además de cuatro presentaciones excepcionales, obras de vuelta de depósito que no se habían mostrado nunca en el museo de Orsay: Juan el cojo de Jean-François Raffaëlli, En el bosque de Pascal Dagan-Bouveret, La lección de catecismo de Jules-Alexis Muenier y El día de la visita al hospital de Henri Geoffroy, a las que se puede añadir El día de Todos los Santos, gran formato de Emile Friant instalado en la 5a planta del pabellón Amont.

Hacia arriba

Jules-Alexis Muenier, La Leçon de catéchisme© Musée d'Orsay / Sophie Boegly

Hacia arriba

Obras comentadas:


Albert Bartholomé, En el invernadero

Marie Bashkirtseff, Un meeting

Jules Bastien-Lepage, La cosecha

Jean Béraud, La sala de redacción

Aimée Jules Dalou, El gran campesino

Albert Edelfelt, Louis Pasteur

Emile Friant, Sombras marcadas

Jules-Alexis Muenier, Retrato de la Señora Pâris

Alfred Roll, Manda Lamétrie, granjera

Lucien Simon, Procesión en Penmarc'h

Hacia arriba

Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir

Facebook
TwitterInstagramYouTube