Musée d'Orsay: Política de restauración del Establecimiento público de los museos de Orsay y de la Orangerie

Política de restauración del Establecimiento público de los museos de Orsay y de la Orangerie

La política de conservación preventiva del museo de Orsay y del museo de la Orangerie, implementada desde 2009, pretende coordinar los equipos de restauradores, desde la fase de examen de las obras, hasta la restauración, con una política activa de protecciones faciales para las pinturas que permiten prolongar el beneficio de la restauración y proteger las obras de los ataques mecánicos.
Incluye también la programación de restauraciones fundamentales y la realización de exámenes científicos.

Esta estrategia patrimonial se lleva a cabo entorno a varias orientaciones:

 

La conservación preventiva

Constatación del estado de una obra antes de colgarla© Musée d'Orsay / DR
Constataciones del estado
Las constataciones del estado permiten evaluar el grado de restauración, del soporte y de la capa pictórica, necesario para la buena conservación de las obras.
Se establecen en función de las exposiciones en las salas, de las puestas en depósito, de los regresos definitivos de los depósitos, de las nuevas adquisiciones, de los préstamos para exposiciones temporales y exposiciones internacionales, organizadas por el museo de Orsay.

También se realizan constataciones del estado en obras prestadas al museo de Orsay y la Orangerie, cuando se montan y desmontan las exposiciones temporales.

Colocación del dorso en policarbonato© Musée d'Orsay / Sophie Crépy
Los exámenes realizados tras un incidente en sala (caída de un visitante u otro) muestran la pertinencia de la protección facial de las obras.

Protección facial de las obras
Entre 2009 y 2015, 766 pinturas han sido protegidas por cajas de protección o cajas climáticas. Esta política continúa en la actualidad.
La elección de las obras protegidas se realiza en función de los préstamos consentidos a museos o a instituciones, de las presentaciones en el museo o en el marco de las exposiciones organizadas por el museo de Orsay fuera del recinto.

La colección Walter-Guillaume en el museo de la Orangerie también ha sido el objeto de una campaña de mejora de los sistemas de colgado en el 2015, con el fin de armonizar el conjunto de los sistemas de colgado de los cuadros de la colección.

 

Las restauraciones corrientes

La programación de las restauraciones se establece en función de los préstamos, de los depósitos, de las adquisiciones, de las presentaciones en las salas del museo, y de las recomendaciones mencionadas en las constataciones del estado.
Para las pinturas, distinguimos dos tipos de restauraciones: las restauraciones corrientes y las restauraciones fundamentales que son el objeto de un protocolo específico.

Las restauraciones corrientes (limpieza y retoques, restauraciones semi fundamentales) se realizan en el espacio de restauración del museo de Orsay, según una programación establecida mensualmente.
Pueden afectar el soporte (es decir el lienzo encima del que está pintada la obra) y/o la capa pictórica.

Se realizan sesiones para limpiar el polvo de las pinturas y de los marcos, de las esculturas o de los objetos (muebles, jarrones…) todos los lunes, en las salas.

Limpieza del polvo de las Ninfeas de Monet en el museo de la Orangerie© DR
El polvo constituye un reto particular, para el museo de la Orangerie, debido a la naturaleza del suelo del Jardín de las Tullerías. Además de limpiar regularmente el polvo de las obras, las inmediaciones del museo también han sido dotadas en 2015 de alfombras que permiten quitar parte del polvo del calzado de los visitantes.
Se ha podido observar que había menos polvo en el interior del edificio, pero se continúa la reflexión para encontrar soluciones adecuadas y aptas para resolver el fenómeno.

La problemática es todavía más grave a causa de la naturaleza de la técnica empleada por Monet para sus Ninfeas. En efecto, conforme a la voluntad del pintor, las grandes Ninfeas ofrecen como particularidad técnica no estar cubiertas por barniz. Esta singularidad es lo que proporciona este resultado tan particular, deseado por el artista, pero hace que la capa pictórica sea particularmente sensible al polvo.
De modo que es necesario limpiar regularmente el polvo de estas obras frágiles. La última operación de este tipo tuvo lugar en 2015.

Las restauraciones fundamentales

Restauración de una de las "Catedrales de Rouen" de Claude Monet en el C2RMF© Musée d'Orsay / Sophie Crépy
Las restauraciones fundamentales (intervención debajo del barniz) se realizan en los talleres del Centro de Investigación y de Restauración de los Museos de Francia (C2RMF) en el pabellón de Flore del Louvre o en Versalles, según el tamaño del cuadro y su estatuto (los depósitos se restauran en general en Versalles).
Estas operaciones se realizan y se siguen en común con el C2RMF para la constitución de expedientes de imágenes científicas, análisis de laboratorio y llevar a cabo restauraciones fundamentales.

En el marco de su política de restauración de pinturas delante del público, iniciada en el 2014, el museo de Orsay ha realizado la restauración de la capa pictórica del taller del pintor de Courbet, tras dieciocho meses de estudios y de análisis previos. Ha continuado después con intervenciones en El remordimiento de Baader y Mujeres galas de Glaize.
Está previsto restaurar posteriormente en público la Carga de la artillería de la guardia imperial de Schreyer.

Estas restauraciones, financiadas por un mecenazgo excepcional, permitirán descubrir obras emblemáticas de las colecciones académicas del museo de Orsay.

 

Los exámenes científicos

Detalle de la radiografía del "Taller del pintor" de Courbet© C2RMF
Las restauraciones fundamentales están precedidas en general por la realización de un expediente de imágenes científicas por el Laboratorio del C2RMF.
Para ello, se procede a un conjunto de exámenes y análisis científicos: reflectografías infrarrojas, radiografías, extracciones y análisis de barnices...

Los resultados permiten determinar el protocolo de restauración que será aplicado a las obras analizadas, pero también pueden aportar valiosas informaciones para su conocimiento y comprensión, por ejemplo gracias al descubrimiento de arrepentimientos, la situación de las primeras composiciones subyacentes o dibujos preparatorios…

Las restauraciones de los marcos de madera dorada

Además de la protección y de la restauración de las obras, resulta esencial asegurar el buen estado de conservación y la calidad estética de los elementos del enmarcado.
Para ello, la restauración de los marcos de origen, de madera dorada, se confía a un prestatario exterior.

 

Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir

Facebook
TwitterInstagramYouTube