Musée d'Orsay: Restauración de las Dos madres de Faivre

Restauración de las Dos madres de Faivre

En 2017, el museo de Orsay continúa sus campañas de restauración en el seno de sus colecciones; privilegia obras que no habían encontrado su espacio en las salas, cuando se inauguró en 1986.
Estas restauraciones se realizan en el marco de su política de conservación preventiva de las obras, una de las misiones fundamentales del museo.

La operación pone de relieve pinturas procedentes de las corrientes academicista y simbolista, mientras que las restauraciones se realizan in situ en los espacios de exposición.
Los visitantes pueden de este modo seguir los trabajos de los restauradores de arte bajo la dirección de los conservadores del museo y de los expertos del Centre de recherche et de restauration des musées de France (C2RMF). El proceso de restauración asocia técnica artística e innovación tecnológica.

Maxime Faivre, "Dos madres" (1888)


Maxime FaivreDos madres© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski
La segunda mitad del siglo XIX se interesa por los orígenes de Francia, por la protohistoria y la prehistoria, que intenta identificar a través de los progresos de una ciencia todavía aproximativa.
Muchos artistas van a intentar explorar – e interpretar – estas épocas lejanas, como el escultor Frémiet, los pintores Cormon, Paul Jamin y Maxime Faivre.

En este último, el tema de la confrontación parece ser recurrente, como El invasor (Viena, Museo de Bellas Artes y de Arqueología), en el que un hombre, vestido con pieles de bestias, intenta penetrar luchando en el interior de una caverna.

Aquí, la tensión dramática opone dos instintos maternos, el de la mujer y el del animal.
La fiera guerrera, con aspecto de Medea, esta vez va a defender su progenitura contra la intrusión de una osa que adivinamos en el trasfondo.
El grupo de niños también recuerda las alegorías de la caridad que forman parte de la pintura clásica.

Esta exaltación de los sentimientos maternos, en su permanencia inmemorial, no podía más que ser alentada por la IIIa República, que había situado a la familia en el primer plano de sus instituciones.

Esta iniciativa se beneficia del apoyo del Crédit Agricole Ile de France Mecenazgo, Gran Mecenas del museo de Orsay.

Recinto acristalado realizado con el generoso apoyo de:

Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir

Facebook
TwitterInstagramYouTube