Musée d'Orsay: Ferdinand Hodler (1853-1918)

Ferdinand Hodler (1853-1918)

ARCHIVO
2007

1

2

3

4

5

6

7

8

La Noche (1889-1890)

Ferdinand HodlerLa Noche© Kunstmuseum, Bern
En La Noche En La Noche el pintor se representa arrancado de su sueño por el fantasma de la muerte. A su alrededor, hombres y mujeres durmiendo abrazados, en los que se cuelan autorretratos y retratos de dos mujeres con las que Hodler comparte por entonces su vida: Augustine Dupin, compañera sentimental desde sus inicios y madre de su hijo, y Bertha Stucki, esposa durante un corto y ajetreado matrimonio.

Como Courbet en El Taller, Hodler hace un balance de un periodo de su vida en un cuadro autobiográfico con dimensiones de la pintura histórica.
Para Hodler, el alcance de la obra es universal ya que es simbólica: no es la representación de un momento particular, sino la evocación de la propia esencia de lo que son la noche y la muerte. El artista lleva aquí, hasta un punto inigualado hasta entonces, la combinación entre un realismo extremo y un orden decorativo estricto, que se convierte en seña de identidad del simbolismo hodleriano.
Como en Puvis de Chavannes, tan admirado por Hodler y que será uno de los grandes defensores de La Noche, las parejas se acomodan en un decorado sin profundidad en las que prevalece la ordenación rítmica de las figuras y de las líneas.

Ferdinand HodlerLa Verdad II© 2007, Kunsthaus Zurich
LLa ordenación de las figuras conforme a un principio de simetría y la búsqueda de frontalidad son también una de las más brillantes manifestaciones de un principio: el paralelismo (definido por Hodler como la repetición de formas semejantes), del que el pintor hará durante toda su vida la clave de su arte. El paralelismo aquí, más que un principio formal, es un pensamiento moral y filosófico, basado sobre la constatación de que la naturaleza tiene un orden, fundado en la repetición, y de que los hombres son, en el fondo, semejantes unos a otros.

El realismo de los desnudos y las poses de estas parejas abrazadas de La Noche provocan un escándalo en Ginebra en febrero de 1891. El cuadro fue excluido de la exposición de Bellas Artes de Ginebra.
Hodler organiza una exposición privada de pago, cuyos ingresos le permiten por fin realizar una ambición, varias veces aplazada: obtener el reconocimiento de París. Admitido en el Salón de la Sociedad nacional de Bellas Artes, La Noche es destacada por Puvis, pero también por Rodin y parte de la crítica.
Hodler saca de ello un sentimiento de triunfo, a pesar de que este primer éxito parisino no le conduzca a la gloria esperada. El artista expone en efecto todos los años en París hasta 1897 (excepto 1896). Pero tendrá que esperar a 1900 y a la Exposición Universal para obtener una medalla de oro, de nuevo con La Noche, entre otros cuadros simbolistas.

1

2

3

4

5

6

7

8


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir

Facebook
TwitterInstagramYouTube