Musée d'Orsay: Ferdinand Hodler (1853-1918)

Ferdinand Hodler (1853-1918)

ARCHIVO
2007

1

2

3

4

5

6

7

8

Hodler y la historia

A partir de 1900 en efecto, Hodler fue acogido como uno de los grandes decoradores y pintores de historia, y se le realizarán importantes encargos, tanto en Suiza como en Alemania. A partir de mediados de los años 1880, había puesto en imágenes episodios fundadores de la historia suiza y renovado profundamente la concepción de la pintura de historia y del decorado mural, algo que no vino exento de problemas.

Ferdinand HodlerLa Batalla de Morat© Glaris, Kunsthaus/ photo Urs Bachofen
Sus dos primeras realizaciones en este ámbito, en Suiza, el decorado del Palacio de Bellas Artes, con motivo de la Exposición nacional suiza de 1896 en Ginebra, y posteriormente lo que se convirtió en Suiza durante cerca de dos años (1898-1900) en la "pelea de los murales" entorno a su representación de La Retirada de Marignan para el museo nacional suizo de Zúrich, son el objeto de violentas polémicas. Se le reprocha la distancia que toma con la historia, la ausencia de sentimiento heroico, tal y como se suelen exaltar en la pintura de historia más descriptiva y más narrativa.
Hodler expone en Europa los cartones de su decorado de Marignan, en particular en la Secesión vienesa, donde se le admira como uno de los mayores decoradores del momento junto a su amigo Gustav Klimt.

Sin embargo, hay que esperar más de 10 años para que se le confirme el encargo del decorado del muro opuesto deLa Retirada de Marignan. Hodler elige ilustrar una victoria de la Confederación suiza sobre Carlos el Temerario: La Batalla de Morat. , último decorado de historia del artista que trabajará en él a partir del verano de 1915, en Francia y que posteriormente dejará inacabado en 1917. El episodio constituye el logro de la empresa radical de simplificación del género por Hodler. Lo regenera en profundidad por la elección de colores chillones colocados por empastes y por la potencia de la expresión.

Ferdinand Hodler (1853-1918)
 El leñador
 1910
 Óleo sobre lienzo
 Alt. 130; Anch. 101 cm.
 París, museo de Orsay
 (c) Musée d'Orsay, Patrice Schmidt
Ferdinand Hodler El leñador© Musée d'Orsay, dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
Cualidades monumentales que le sirven para imaginar amplias decoraciones para la Universidad de Iena, el Ayuntamiento de Hanóver (Unanimidad en 1913), el Kunsthaus (Mirada hacia el infinito, 1915) o la Universidad de Zúrich (Floración, inacabado), pero también para dar a Suiza dos de sus imágenes más emblemáticas, de una identidad que se va construyendo a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX, a través de las ilustraciones para los primeros billetes de banco emitidos por el Banco nacional.

Hodler recibe el encargo del Segador y del El Leñador, , verdaderas celebraciones de una Suiza intemporal, aquella de los trabajos del campo y de una relación inmediata con la naturaleza. Verdaderos iconos, El Segadory del Leñador declinarán en cuadros de caballete, con más de diez variaciones, respectivamente para uno de los temas.

1

2

3

4

5

6

7

8


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir

Facebook
TwitterInstagramYouTube