Musée d'Orsay: Maurice Denis

Maurice Denis

ARCHIVO
2006

1

2

3

4

Maurice Denis (1870-1943) desempeña todavía en la actualidad un ambiguo protagonismo. Se celebra junto a Vuillard y Bonnard, aquel que recibió el apodo de "nabi de los bellos iconos", como uno de los más relevantes pintores nabis, uno de los iniciadores del movimiento y su brillante teórico.

pintura
Maurice DenisManchas de sol en la terraza© Musée d'Orsay, Dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
Conservamos en la memoria la famosa frase lanzada en 1890 por el pintor, de veinte años de edad y desconocido por aquel entonces: "Recuerden que un cuadro – antes de ser un caballo de batalla, una mujer desnuda, o cualquier anécdota – es esencialmente una superficie plana cubierta de colores, aproximados en un cierto orden". Se le asocia a la fórmula, así mismo como a unas cuantas obras radicales y espectaculares, como Taches de soleil sur la terrasse (Manchas de sol en la terraza) del museo de Orsay, hasta el punto de ocultar incluso la riqueza de su periodo nabi y simbolista (1889-1898), la fecundidad de la renovación clásica de los años 1900; contribuyendo en desacreditar una obra conducida en margen de las vanguardias, tras 1914. Denis no dejó de pintar hasta su muerte, y entre las dos guerras fue uno de los artistas más solicitados para la decoración de edificios civiles y religiosos.

Sin embargo siempre reivindicó, incluso en sus numerosos escritos, la coherencia de un recorrido que, del simbolismo a los últimos cuadros, intentó constantemente y a veces con inquietud conciliar la ambición decorativa, es decir para Denis el recorrido sistemático y exclusivo con componentes esenciales del cuadro (planeidad, color, composición) con la exigencia de un contenido en incesante renovación, ya sea en relación con su fe católica, con la descripción de la vida moderna o con la iconografía muy personal que labra desde los años 1890.


El reto de esta exposición pretende: devolver a Denis todo su protagonismo, uno de los principales, y renovar rotundamente la mirada proyectada sobre su obra, realudiendo los vínculos entre los comienzos y el desarrollo de su carrera, entre los pequeños formatos nabis y los grandes ciclos decorativos.

1

2

3

4


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir

Facebook
TwitterInstagramYouTube