Musée d'Orsay: Laurent Grasso

Laurent Grasso

Lecturas contemporáneas

Laurent GrassoFuture Herbarium© Laurent Grasso / ADAGP, Paris 2020 Photo © Studio Laurent Grasso, Courtesy Perrotin
Laurent Grasso fue invitado en 2017 por el Museo de Orsay para crear una obra a gran escala, en diálogo con la exposición excepcional Los orígenes del mundo. La invención de la naturaleza en el siglo de Darwin.

Desde hace tres años, el estudio Laurent Grasso ha ingresado en un proceso de investigación sobre la irreversible transformación de la naturaleza por el hombre y el vínculo inseparable entre lo natural y lo cultural. Están desarrollando una película y una serie de pinturas y esculturas.

A la imagen de la investigación darwiniana, el artista analiza las evoluciones, mutaciones y transformaciones de los seres vivientes, pero en el contexto 2.0 de una hiperaceleración de estos cambios y una hibridación paroxística entre humanos y no humanos.

Inspirándose en el tema darwiniano de la expedición, el proyecto de película de Laurent Grasso plantea la cuestión de la exploración en un mundo mapeado por satélite, hiperconectado, donde el espacio y el tiempo están comprimidos y en el cual los descubrimientos están más vinculados a una geografía conceptual, prospectiva y experimental, que a un viaje físico como el realizado por Darwin a bordo del HMS Beagle.

Así fue como surgió gradualmente la idea de una "película máquina", una película que se escribiría, evolucionaría y se reorganizaría como un código, utilizando al mundo como una base de datos y haciendo surgir los espectros de los diferentes lugares sintomáticos de un impacto o de una ingeniería del hombre en el medio ambiente.

En lugar de privilegiar un rodaje real, como en sus películas anteriores, el estudio Laurent Grasso emprendió un amplio trabajo de procesamiento de imágenes, de hechos y narraciones ya recopilados, intuyendo que, en la actualidad, el desafío de la exploración está más enfocado en el análisis de macrodatos que en la acumulación de nuevos datos para interpretar. En otras palabras, el misterio del mundo ya no radica en las zonas geográficamente desconocidas que aguardan ser reveladas, sino en la acumulación de datos a descifrar.

La crisis del COVID 19 corroboró trágicamente las intuiciones del proyecto en desarrollo. Por un lado, porque es un "hiperobjeto", cuya invisibilidad solo es igualada por su extensión planetaria, un producto complejo resultante de interacciones peligrosas entre humanos y no humanos, y de una geografía globalizada. Por otro lado, porque el confinamiento que impone acentúa la creciente importancia de esta virtualización del mundo.

10 noviembre 2020 - 14 febrero 2021
Musée d'Orsay
Tour Lille
Tour Seine

Aumentar la fuente Disminuir la fuente Imprimir

Facebook
TwitterInstagramYouTube