Musée d'Orsay: Manet: pasteles y dibujos

Manet: pasteles y dibujos

pastel
Edouard ManetMadame Manet sobre un canapé azul© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Jean-Gilles Berizzi
Paralelamente a la exposición que celebraba el centenario de la Olympia de Manet en las colecciones nacionales, el Museo de Orsay presentó setenta pasteles y dibujos del artista. Seleccionadas del fondo del museo, estas obras ilustran los aspectos esenciales de una personalidad multifacética; nos permiten descubrir a un dibujante dotado de un pulso sumamente preciso y que amaba el detalle justo.


Estos dibujos son un testimonio del interés de Manet por las técnicas más diversas (mina de plomo, lápiz negro, sanguina, lavis, acuarela, aguada, pastel) y su gusto por todas las formas de expresión, desde el trazado más esquemático hasta el dibujo logrado. Asimismo ilustran la evolución de un artista que se formó a través del estudio de los grandes maestros antiguos, que solía contemplar detenidamente durante sus visitas al Louvre y sus diversos viajes al extranjero (Italia, Alemania, Holanda y España).


Durante toda su vida, Manet transcribió en el papel las ideas que le venían a la mente a medida que iba creando su obra pictórica. Del mismo modo, se apresuraba en tomar nota de la mayor parte de escenas pintorescas que habían llamado su atención, ya sea en la calle o en el café... Estos dibujos son un testimonio de un aguzado sentido de la observación, que le permitía, captar en algunos trazos la instantaneidad de un gesto, el detalle característico de un rostro o de un traje.

Tal como lo recalcara Antonin Proust a Mme Manet: "no hay en sus esbozos, (...) ningún trazo inútil, ningún acento que no sea justo. Todo está colocado con una seguridad tal que revela no sólo una ciencia profunda sino también la pasión por la verdad, que es la nota dominante de su genio".

Comisaria de la exposición

Arlette Sérullaz, conservadora jefe del departamento de Artes Gráficas del Museo del Louvre

23 octubre 1990 - 13 enero 1991
Musée d'Orsay