Musée d'Orsay: Almas salvajes. El simbolismo en los países bálticos

Almas salvajes. El simbolismo en los países bálticos

1

2

3

4

Oskar KallisKalev sobre el águila © Stanislav Stepashko
Mitos y leyendas
Entendemos pues por qué los artistas recurrieron a las leyendas arraigadas en el imaginario y la memoria de su país. De forma significativa, la mitología grecorromana permanece casi ausente de este periodo, aunque Janis Rozentāls (Arcadia, 1910) recuperó por su cuenta la herencia de Böcklin, Kristjan Raud perpetuó por su parte los códigos, despojándolos de la venerable pintura religiosa.

En lugar de estas referencias a la Antigüedad, la saga del Kalevipoeg, finalizada por Friedrich Kreutzwald entre 1857 y 1861, ofreció un repertorio esencial para los artistas. En ella, seguimos la vida salpicada de hazañas de Kalevipoeg, hijo de Kalev y de Linda, frente a una sucesión de invasores que acabarán por vencerle, aunque el héroe al final resucite.
Oskar Kallis utilizó el mismo tema en cerca de cuarenta cuadros, igual que Nikolai Triiik o Välo Tuul. La Muerte de Kalevipoeg, por Raud, demuestra un sentido de la dramaturgia que traduce bien el vínculo apasionado que los estonios mantenían con este texto.

Ferdynand RuszczycNec Mergitur© Photo Antanas Lukšėnas
Algunas visiones proceden más, sin embargo, del mundo del sueño y de la magia que de aquel, más rígido, del mito con valor político. La Ciudad encantada de Petras Kalpokas o el Paisaje fantástico de Emilija Gruzīte presentan mundos con una atmósfera extraña que suenan como una alternativa a un universo contemporáneo decepcionante.
Podría ser que Nec Mergitur, de Ferdynand Ruszczyc, sea una evocación de Polonia que, igual que un barco azotado por las olas, afronta con valentía los sobresaltos de la historia. Pero el valor de la imagen procede, sobre todo, de su carácter maravilloso.

Los paisajes negros de Gustavs Škilters o de Sigismunds Vidbergs, en los que se adivina la influencia de Beardlsey, ilustran bien la vertiente oscura de este simbolismo tardío. La reivindicación nunca está muy lejos, por ejemplo cuando Antanas Žmuidzinavičius evoca la última residencia de Povilas Višinskis, un escritor comprometido políticamente que militó mucho en favor de la cultura lituana.
De sepultura, también es cuestión En el país donde se encuentran las tumbas de los gigantes, del mismo artista, como si la historia solo pudiera pensarse en forma de tragedia.

1

2

3

4


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir

Facebook
TwitterInstagramYouTube