Musée d'Orsay: En el país de los monstruos. Léopold Chauveau (1870-1940)

En el país de los monstruos. Léopold Chauveau (1870-1940)

1

2

3

4

5

6

7

Período de entreguerras

Léopold ChauveauPaisaje monstruoso, n.° 52
Gracias a sus segundas nupcias con la enfermera Madeleine Lamy, quien le garantiza una estabilidad económica, Chauveau puede renunciar finalmente a la medicina para consagrarse a la escritura y a la ilustración en la década de 1920.
Su amigo de la infancia, el profesor y periodista Paul Desjardins, lo invita a sus reuniones literarias, llamadas "Décades de Pontigny".

De estos encuentros con los más grandes intelectuales europeos de su época nacen sinceras y duraderas amistades con André Gide, André Malraux y Roger Martin du Gard. Con Monsieur Lyonnet (1930) y Pauline Grospain (1932), Chauveau se convierte en uno de los protagonistas de la "novela populista", un nuevo género literario promovido por Martin du Gard.
En Pontigny también conoce los fundadores de la Nouvelle revue française, que luego se convertirá en la editorial Gallimard, quienes publicarán dos de sus novelas.

A pesar de cierto reconocimiento por su obra literaria y sus historias para niños, su producción gráfica y esculpida sigue siendo poco conocida. Chauveau abandona la escultura y se dedica a una colorida serie, llamada Paisajes monstruosos, que revelan un dominio extraordinario, para un artista autodidacta, de la aguada de gouache y de la acuarela.

 

Un artista comprometido

Léopold ChauveauHistoria del gran árbol que comía niños pequeños, n.° 7© DR
Antimilitarista, indignado por los extremismo y el ascenso del fascismo, Chauveau desarrolla una mirada aguda y distante de su época.
Afecto a las ideas comunistas, renuncia a formar parte del Partido Comunista francés a fin de preservar su libertad de acción.

Sin embargo, participa de los debates intelectuales de la época, firmando la respuesta al Manifiesto de intelectuales fascistas publicada en 1935, y denunciando el colonialismo.

A fines de la década de 1930, Chauveau, que sufría de problemas renales, cede al pesimismo a medida que sus fuerzas disminuyen.
Luego de la firma del pacto de no agresión germano-soviético en agosto de 1939, rompe finalmente con el comunismo. Cuando se declara la guerra, para luchar contra la preocupación y el aburrimiento, comienza a escribir su diario.

Dice que la inspiración lo ha abandonado, y que únicamente es capaz de escribir textos cortos titulados "Postales"; sin embargo, hasta sus últimos días, no dejó de dibujar paisajes monstruosos.

1

2

3

4

5

6

7


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Imprimir

Facebook
TwitterInstagramYouTube