Fotografía

positif, Adrien Tournachon, Pierrot Photographe
Adrien Tournachon
Pierrot Photographe
Musée d'Orsay
Don de M. et Mme André Jammes, 1991
© RMN-Grand Palais (Musée d’Orsay) / Hervé Lewandowski
See the notice of the artwork

La fotografía ingresa en el museo

Cuando en la década de 1970 se inició el proyecto de transformar la estación de Orsay en un museo del siglo XIX, ningún museo nacional de bellas artes de Francia tenía aún una sección dedicada a la fotografía. Sin embargo, se decidió rápidamente que este gran invento de la época tendría su lugar en el futuro Museo de Orsay.

Aún no se había decidido si se debía crear una colección permanente, u organizar exposiciones temporales con obras de otras instituciones o coleccionistas privados. La primera solución fue escogida por varias razones. Le daba al museo los medios para contribuir al enriquecimiento del patrimonio francés, le aseguraba una cierta autonomía en la organización de exposiciones en sus salas y, finalmente, evitaba crear una sección "muerta", al carecer de colecciones propias.

 

Portrait d'Eugène Delacroix de face, en buste, Riesener, Léon
Léon Riesener
Portrait d'Eugène Delacroix de face, en buste, en 1842
Musée d'Orsay
Acquis en vente publique par les Musées nationaux grâce à l'aide de la Commission nationale de la photographie, 1995
© Musée d’Orsay, Dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
See the notice of the artwork

Por tanto, en 1978 se tomó la decisión de crear una colección fotográfica en el Museo de Orsay. Esta colección se construyó desde cero, ya que para esta técnica, a diferencia de la pintura o de la escultura, no existían conjuntos de colecciones, conservados a lo largo de los años por el antiguo museo de Luxemburgo o por el Louvre.

Poco a poco, el programa del Museo de Orsay se fue definiendo. Ya no sería un museo que abarcaría todo el siglo XIX, sino un período más reducido, de 1848 a 1914.

Naturalmente, las fechas de las colecciones fotográficas no podían ceñirse a este estricto límite cronológico. Por un lado, la invención de esta técnica fue proclamada oficialmente el 19 de agosto de 1839 por el astrónomo y físico Louis-François Arago, durante una reunión en la Academia de Ciencias de París; y por otro lado, 1918 corresponde, desde un punto de vista estético, al surgimiento de la fotografía moderna. El movimiento pictorialista pierde fuerza luego de la Primera Guerra Mundial, marcando el nacimiento de la fotografía experimental en Alemania y Europa del Este, y revolucionando definitivamente los cánones del siglo XIX.

Los objetivos de la colección

La colección comienza a constituirse a partir de 1979, con varios objetivos. En primer lugar, reflejar la evolución formal de este arte, fuertemente influenciado por los avances técnicos. El uso de la práctica fotográfica cambia profundamente durante el período; en efecto, hay pocos puntos en común entre las primeras cámaras de daguerrotipo, engorrosas, difíciles de manejar y que requerían largos tiempos de exposición, y las pequeñas cámaras instantáneas que, surgidas a finales de la década de 1880, se convierten rápidamente en un éxito comercial.

 

Arbres se reflétant dans l'eau, Lacock Abbey, Talbot, William Henry Fox
William Henry Fox Talbot
Arbres se reflétant dans l'eau, Lacock Abbey, vers 1843
Musée d'Orsay
© Musée d’Orsay, Dist. RMN-Grand Palais / Alexis Brandt
See the notice of the artwork

 

En regla general, se intenta recuperar impresiones antiguas y originales, es decir aquellas realizadas por los fotógrafos a partir de sus negativos, o por los editores, si se trata de una edición.

Esta colección respeta la vocación internacional del Museo de Orsay, y destaca especialmente los estrechos vínculos que se establecieron entre la fotografía francesa e inglesa desde el inicio del médium, así como su difusión en diversos países.

Finalmente, el uso de la fotografía por parte de los artistas, ya sean pintores, escultores, decoradores, arquitectos o escritores, se convierte en un eje estructurante de la colección.

Las primeras adquisiciones

La colección de fotografías se constituye en primer lugar a través de adquisiciones. Hasta 1987, el Museo de Orsay dispuso de créditos especiales para estas operaciones, siendo asistido periódicamente por el Fondo del Patrimonio. En 1989, el aporte de la Comisión Nacional de Fotografía permitió mantener, durante varios años, una política activa de adquisiciones.

 

Moissac (Tarn-et-Garonne) Vue intérieure d'une galerie du cloître, église Saint-Pierre, Le Gray, Gustave|Mestral, Auguste
Gustave Le Gray, Auguste Mestral
Moissac (Tarn-et-Garonne) Vue intérieure d'une galerie du cloître, église Saint-Pierre, en 1851
Musée d'Orsay
© Musée d’Orsay, Dist. RMN-Grand Palais / Alexis Brandt
See the notice of the artwork

Para su primera adquisición, el museo eligió un álbum particularmente notable del período "primitivo" de la fotografía. Así se denomina al período comprendido entre 1839 y 1863, considerado la época dorada de la fotografía francesa e inglesa. Este álbum creado por Louis-Alphonse de Brébisson, él mismo fotógrafo, reúne alrededor de cuarenta obras de sus contemporáneos. En particular, se destacan dos magníficas obras del precursor de la escuela francesa, Gustave Le Gray.

La primera, Le brick au clair de lune [El bergantín bajo el claro de luna], es un paisaje marítimo, uno de los temas favoritos de Le Gray. La segunda, una toma del claustro de Moissac, proviene de la Mission héliographique [Misión heliográfica], el primer encargo fotográfico público y colectivo en la historia de la fotografía, encomendado en 1851 a Edouard Baldus, Hippolyte Bayard, Henri Le Secq, Auguste Mestral y Gustave Le Gray.

Algunos descendientes de los fotógrafos aún conservan colecciones fotográficas tomadas por sus antepasados. En 1981, una serie adquirida a Joseph Nègre permitió el ingreso en las colecciones públicas francesas de las obras de su bisabuelo, Charles Nègre, uno de los principales fotógrafos primitivos franceses.

En 1987, Geneviève Noufflard, ahijada del grabador y fotógrafo Henri Rivière, cedió al Museo de Orsay una serie de ochenta y tres instantáneas. Estas fotografías reproducen tomas excepcionales de las calles de París o de la vida rural en la Bretaña a finales del siglo XIX.

En 1993, el museo compró a la familia de Paul Burty-Haviland, hijo de un gran fabricante de porcelana estadounidense de Limoges, una serie de ciento setenta y nueve impresiones de este fotógrafo pictorialista estadounidense, que también había sido mecenas de Stieglitz.

 

Autoportrait avec Yvonne et Christine Lerolle, Degas, Edgar|Tasset, Delphine|Tasset, Guillaume Charles
Edgar Degas, Delphine Tasset, Guillaume Charles Tasset
Autoportrait avec Yvonne et Christine Lerolle, en 1895
Musée d'Orsay
Acquis avec l'aide de la Commission Nationale de la Photographie pour le musée d'Orsay, 1998
© Musée d’Orsay, Dist. RMN-Grand Palais / Alexis Brandt
See the notice of the artwork

Finalmente, una de las grandes adquisiciones del museo tuvo lugar en 1998 con la adquisición de la obra Autoportrait de Degas avec les filles du peintre Lerolle [Autorretrato de Degas con las hijas del pintor Lerolle], que había permanecido en la familia Lerolle.

Las ventas públicas también permiten al Museo de Orsay adquirir obras puestas en el mercado del arte. Entre las adquisiciones realizadas en este contexto, se destaca un sorprendente retrato de Baudelaire tomado por Nadar, comprado en 1988; un fondo de taller del famoso retratista Eugène Disdéri, adquirido en 1995; un magnífico estudio del cielo de Le Gray, en 1997; o incluso un gran desnudo pictorialista de Edward Steichen, en 1999.

Adquisiciones como las realizadas a Roger Thérond en 1985, o las numerosas impresiones de Nadar adquiridas a Marie-Thérèse y André Jammes en 1991, ilustran el papel pionero que tuvieron estos grandes coleccionistas privados en Francia antes de la creación del Museo de Orsay.

Los préstamos y asignaciones

De forma paralela, las colecciones son completadas con asignaciones y préstamos de organismos que, en la mayoría de los casos, solo poseen impresiones con fines documentales, y que no están destinados a garantizar su conservación. Las imágenes integradas en este contexto en las colecciones del Museo de Orsay, que a menudo no han sido clasificadas por artista, cambian posteriormente de estatus.

En 1979, el Mobiliario nacional realizó el primer préstamo de fotografías al Museo de Orsay. Se trata de unos cincuenta estudios de flores de Charles Aubry, utilizados como modelos por los decoradores.

Tres años después, en 1982, el Fondo del Patrimonio, a través de sus archivos fotográficos, transfirió al museo más de doscientos cincuenta negativos de papel de la Misión heliográfica de 1851. Esta transferencia ilustra el interés del Museo de Orsay por los negativos de papel, considerados hasta entonces como el "instrumento" obligatorio para la obtención de impresiones.

Desde entonces, se ha reconocido ampliamente el valor plástico intrínseco del propio negativo.

 

Inondations du Rhône en 1856, à Avignon, Baldus, Edouard
Edouard Baldus
Inondations du Rhône en 1856, à Avignon, en 1856
Musée d'Orsay
Don de la Société des Amis du Musée d'Orsay, 1988
© Musée d’Orsay, Dist. RMN-Grand Palais / Alexis Brandt
See the notice of the artwork

 

En 1983, la Manufactura nacional de Sèvres prestó al Museo de Orsay un álbum de calotipos positivos, muy raros, de Edouard Baldus. Incluye imágenes creadas para la Misión heliográfica, las de un reportaje sobre las inundaciones del Ródano encargado por Napoleón III en 1856, y de otro reportaje relacionado con la unión del Louvre con los palacios de las Tullerías. Este préstamo también incluye una treintena de grandes paisajes de Victor Regnault, el director de la manufactura.

También en 1983, la biblioteca de la Fondation Dosne-Thiers prestó veinte fotografías de los Pirineos, tomadas en 1853 por el conde Joseph Vigier, y unas cuarenta tomas de la India, que datan de 1849-1850, tomadas por el barón Alexis de Lagrange. En 1986, a cambio de reimpresiones modernas, se asignó al Museo de Orsay una colección del Departamento de antigüedades egipcias del Louvre. Compuesta por Théodule Devéria, uno de los conservadores del departamento, cuenta con una gran cantidad de impresiones y negativos tomados por él mismo, John B. Greene y Félix Teynard.

También en 1986, el Museo de Orsay y la futura Biblioteca Nacional de Francia adquirieron conjuntamente una serie de álbumes de Eugène Atget, Documents pour l'histoire du vieux Paris [Documentos para la historia del viejo París...]. Uno de los fascículos, que contiene cincuenta y cuatro tomas del distrito de Saint-Séverin, fue prestado al museo.

Las donaciones

Por último, las donaciones realizadas al museo representan, desde sus inicios, una fuente importante de adquisiciones. En 1980, el Museo de Orsay organizó su primera exposición de fotografías dentro del antiguo Museo de Luxemburgo. Estaba dedicada a Charles Nègre, y dio lugar a una donación del Sr. Joseph Nègre.

 

Paysan et paysanne écossant des haricots, Humbert de Molard, Louis Adolphe
Louis Adolphe Humbert de Molard
Paysan et paysanne écossant des haricots, en 1852
Musée d'Orsay
Don de Monsieur et Madame d'Iray, 1980
© Musée d’Orsay, Dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
See the notice of the artwork

 

Entre los otros gestos filantrópicos, demasiado numerosos para ser citados en su totalidad y que permitieron el ingreso de colecciones notables, se destacan las impresiones y negativos de Adolphe Humbert de Molard, ofrecidos por su descendiente, Raoul Le Prevost d'Iray en 1980.

Al año siguiente, la publicación Camera Work, de Alfred Stieglitz, fue ofrecida por Minda de Gunzburg, en lo que representó una notable contribución. Las planchas heliograbadas de esta revista de vanguardia tienen el valor de un original, permitiendo el ingreso en las colecciones de un panorama completo del pictorialismo, tanto en América del Norte como en Europa.

En 1983, varios miles de obras fueron donadas por la fundación Kodak-Pathé de Vincennes. Posteriormente, en 1986, aproximadamente tres mil fotografías, que ilustran la vida de la gran burguesía, fueron donadas por la familia fundadora de las chocolaterías Menier.

La preparación de las conmemoraciones del centenario de la muerte de Victor Hugo, fallecido en 1885, dio lugar a donaciones de la Sra. André Gaveau, Marie-Thérèse y André Jammes, y de la familia de Jean Hugo. Las fotografías realizadas, bajo la dirección del poeta, por Auguste Vacquerie y los hijos de Victor Hugo, ingresaron en 1984 en las colecciones por este medio.

Cientos de impresiones y negativos tomados por Pierre Bonnard entre 1885 y 1912 fueron donados por los hijos de Charles Terrasse en 1987. Más de quinientas placas autocromas y más de ochocientos cincuenta positivos en placa de vidrio, realizados por Etienne Clémentel, fueron donados por las Sras. Barrelet-Clémentel y Arizzoli-Clémentel en 1990.

También se debe mencionar la nueva donación del Sr. y la Sra. Jammes en 1991, de más de diez fotografías del mimo Deburau disfrazado de Pierrot, tomadas por Félix Nadar y Adrien Tournachon; así como la donación de los hijos de la Sra. Halévy-Joxe, en 1994, de retratos de Louise y Daniel Halévy, tomados por Degas.

Más de mil negativos y cincuenta placas autocromas de Paul Burty-Haviland ingresaron en las colecciones en 1993 y 1995 gracias a la generosidad de la Sra. Nicole Maritch-Haviland y del Sr. Jack Haviland. Finalmente, en 2003, una donación excepcional de la Fundación Georgia O'Keeffe permitió el ingreso de veintidós impresiones originales de Alfred Stieglitz al Museo de Orsay. Este conjunto, que destaca esencialmente la fotografía "pura" del período moderno del artista, completa felizmente la donación de Minda de Gunzburg, que representa el período pictorialista del fotógrafo.
 

Marthe au tub, vers 1908, Bonnard, Pierre
Pierre Bonnard
Marthe au tub, vers 1908, entre 1908 et 1910
Musée d'Orsay
Donation sous réserve d'usufruit de l'indivision Terrasse, 1992
© Musée d’Orsay, Dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
See the notice of the artwork

La política de adquisiciones en la actualidad

Cuando se inauguró el Museo de Orsay en diciembre de 1986, la colección contaba con unas doce mil fotografías. En la actualidad, incluye casi cuarenta y siete mil.

El objetivo sigue siendo realizar cada adquisición tomando en cuenta la estricta complementariedad con los fondos públicos franceses, y la coherencia con los ejes que, a lo largo de cuarenta años, han contribuido a articular la imagen de esta colección dentro del panorama institucional francés. Esta es la identidad que intentamos fortalecer y diversificar.

En los últimos años se han mantenido los esfuerzos en este sentido, especialmente en los ámbitos de la fotografía francesa de las décadas de 1840 y 1850, y del pictorialismo internacional a finales del siglo XIX e inicios del XX. Las prioridades definidas más recientemente ya han dado sus frutos, permitiendo el establecimiento de un fondo de referencia internacional en nuevas áreas: los inicios de la fotografía en color; la producción, entre otras, de fotógrafas francesas, británicas y estadounidenses; así como la práctica de fotógrafos aficionados (o sin una finalidad artística), especialmente a finales del siglo XIX y principios del XX, durante el advenimiento de la instantánea y la democratización de esta herramienta.

 

Ruisseau en forêt (Montmirail), Le Secq, Henri
Henri Le Secq
Ruisseau en forêt (Montmirail), vers 1853
Musée d'Orsay
Acquis en vente publique par l'Etablissement public du musée d'Orsay, 2005
© Musée d’Orsay, Dist. RMN-Grand Palais / Alexis Brandt
See the notice of the artwork