Fontaine-lavabo

François-Rupert Carabin
Fontaine-lavabo
vers 1898
noyer, grès émaillé, étain
H. 190,0 ; L. 45,0 cm.
Don de la société des Amis du musée d'Orsay, 2003
© RMN-Grand Palais (Musée d’Orsay) / Hervé Lewandowski
François-Rupert Carabin (1862 - 1932)
Niveau médian, Salle 65

Escultor de formación, Carabin dedica parte de su actividad a la práctica de las artes decorativas. Este interés da nacimiento, entre 1890 y 1904, a cerca de veinte piezas de mobiliario, en las que el artista expresa ante todo su temperamento de escultor. Sus realizaciones valen sobre todo por sus atrevidas representaciones de la desnudez femenina, que cumplen una función arquitectónica u ornamental.
Aquí, el carácter erótico de la fuente se matiza de onirismo. Derramándose del odre prensado por la ninfa desnuda, el agua está recogida en una pila. La decoración de esta pila evoca las orillas de un embalse del que se escapan, para transformarse en jaboneras, espléndidos nenúfares. Muy sumergida en su tarea, la mujer joven apoya todo su peso en el odre, en un gracioso movimiento que une el esfuerzo y el abandono. Esta composición genera un volumen complejo y en movimiento, con contornos de una gran dulzura.
La epidermis de la mujer joven es aterciopelada, mientras que la piel del odre se revela levemente rugosa. Las diferentes intensidades de tonos ámbar y el suntuoso chorro rojo, sangre de buey, intensifican los múltiples relieves surgidos del combate de la ninfa y del odre. Los juegos de luz, así creados, bañan la escena en una atmósfera crepuscular.

Novedades de la colección