La Mer de Glace

Léon Gimpel
La Mer de Glace
en 1911
autochrome
H. 18,0 ; L. 24,0 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d’Orsay) / Hervé Lewandowski
Léon Gimpel (1873 - 1948)

En 1904, los hermanos Lumière finalizan el primer proceso fotográfico de reproducción de los colores: el autocromo. Habían tenido la idea de utilizar como filtro minúsculos granos de fécula de patata, pintados con los tres colores primarios, azul, amarillo y violeta. Pero los filtros reducen considerablemente el tiempo de exposición, la técnica se limita durante unos cuantos años a temas inanimados.
En cuanto se publica el descubrimiento en L'Illustration, Léon Gimpel, inventivo reportero fotógrafo que trabajaba para este diario, quiere ponerse en contacto con los inventores y entabla con ellos una seguida correspondencia. Se convierte en un destacado adepto del autocromo y se ingenia en perfeccionar el proceso.
A lo largo de una estancia en los Alpes, en 1907, Gimpel observa que la luminosidad del hielo hace que sea un tema fotogénico por excelencia para el color. Al blanco y negro, en efecto, le "faltaban estas magníficas coloraciones azuladas [...] y el centelleo de millones de facetas del hielo".
Esta vista forma parte de una serie realizada en 1911. Es notable por su precisión y calidad bastante rara en los autocromos. Gimpel también demuestra aquí su gran dominio de la composición espacial, ya presente en sus imágenes en blanco y negro.

Artwork not currently exhibited in the museum