La Prophétesse Libuse

Karel Masek
La Prophétesse Libuse
entre 1865 et 1927
huile sur toile
H. 193,0 ; L. 193,0 cm.
Don galerie Jean-Claude Gaubert, 1974
© Musée d’Orsay, Dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
Karel Masek (1865 - 1927)
Artwork not currently exhibited in the museum

Libusa es una princesa checa mítica. Venerada por su sabiduría y su don de profecía, fue el origen de la primera dinastía nacional y la fundadora de Praga. De 700 a 738, Libusa reinaría sobre la Bohemia, logrando evitar su división.
Mašek la representa aquí hierática y espectral, bajo una iluminación lunar, dominando un paisaje nocturno de un río que serpentea por la llanura. Se trata sin duda del río Moldau, visto desde las alturas de Praga.
Libusa lleva un amplio atuendo, indumentaria sacerdotal que corresponde a su calidad de profetisa y que muestra las fases sucesivas de la luna en una banda vertical. Su collar, decorado con una media luna y un buey, evoca el simbolismo egipcio de Athor. El brazo izquierdo extendido presenta un ramo de tilo, el árbol sagrado de los Eslavos.
La tonalidad azul recuerda las composiciones de algunos pintores simbolistas franceses contemporáneos, como Alphonse Osbert; mientras que algunos detalles iconográficos, como el peinado de Libusa, parecen proceder de la influencia de su compatriota Alfons Mucha. Mašek abandona, en este lienzo, la técnica académica, tan habitual en él, y adopta los principios neo-impresionistas de Seurat y de sus amigos, difundidos por Europa.
Este cuadro monumental es indudablemente la obra maestra de Mašek y se apunta en el contexto del movimiento nacionalista que se desarrolla a finales del siglo XIX, en una Bohemia que todavía formaba parte del Imperio Austrohúngaro.

Novedades de la colección