Théâtre du Vaudeville, élévation de la rotonde

Auguste-Joseph Magne
Théâtre du Vaudeville, élévation de la rotonde
en 1870
plume et encre noire, aquarelle, lavis et rehauts de gouache et d'or
avec support H. 98 ; L. 64,5 cm autre dimension H. 83 ; L. 51 cm (feuille)
1900
© RMN-Grand Palais (Musée d’Orsay) / Hervé Lewandowski
Auguste-Joseph Magne (1816 - 1885)
Artwork not currently exhibited in the museum

Este trabajado dibujo – forma cimbrada, cielo nubloso, guache y oro encima de tinta negra – fue realizado en 1870 tras la construcción del teatro del Vaudeville, que representa, edificado entre 1866 y 1869. Estaba destinado a la publicación de la monografía del edificio, por su autor, el arquitecto Auguste Magne, publicada en 1873. El artista ha elegido representar la elevación sin perspectiva de la rotonda de entrada del teatro. Resulta pues difícil concebir que dos cuerpos de edificios salgan en diagonal de derecha y de izquierda; la rotonda formando el ángulo del teatro. El Ayuntamiento de París, bajo el impulso de Napoleón III, había lanzado a partir de 1860 varios proyectos de construcción de salas de teatro, incluido el programa inmobiliario que debía prever viviendas para arrendamiento y tiendas. El Vaudeville, situado entonces cerca de la Bolsa, había tenido que ser derrumbado a causa de la apertura de la calle. Magne fue elegido para reconstruir el teatro en la esquina del bulevar de las Capucines y de la calle de la Chaussée d'Antin. El tratamiento de chaflán de los edificios se mejoró como lo demuestra el Cercle de la Librairie por Ch. Garnier en 1860. La idea, hausmaniana, consistía en marcar de este modo los cruces, junto con la alineación de las nuevas vías, las manzanas de viviendas sustituían así al edificio aislado. El dibujo se arraiga al efecto de la rotonda, tres amplios ventanales cimbrados se abren sobre un vestíbulo en la planta baja y sobre la estancia de entreactos en la planta superior. Un orden monumental y cariátides escandan la fachada en el estilo de las construcciones situadas alrededor de la Ópera, entonces en obras. La sala de espectáculo se encontraba en la parte trasera de la manzana, completamente descentrada, de modo a adoptar la orientación de la parcela. El teatro cambió de rumbo en 1925 transformándose en sala de cine.