Une moderne Olympia

/
Paul Cézanne
Une moderne Olympia
entre 1873 et 1874
huile sur toile
H. 46,2 ; L. 55,5 cm.
Don Paul Gachet, 1951
© Musée d’Orsay, Dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
Paul Cézanne
Une moderne Olympia
entre 1873 et 1874
huile sur toile
H. 46,2 ; L. 55,5 cm.
Don Paul Gachet, 1951
© Musée d’Orsay, dist. RMN-Grand Palais / DR
Paul Cézanne
Une moderne Olympia
entre 1873 et 1874
huile sur toile
H. 46,2 ; L. 55,5 cm.
Don Paul Gachet, 1951
© RMN-Grand Palais (Musée d’Orsay) / Hervé Lewandowski
Paul Cézanne (1839 - 1906)

Las primeras obras de Cézanne, ejecutadas en colores oscuros, estaban profundamente inspiradas por las de los maestros antiguos y por las composiciones de Delacroix, Daumier y Courbet. Característica de este periodo, una pintura de 1870 ya mostraba Una Olympia moderna (col. part.) en respuesta al gran lienzo de Manet que había provocado un escándalo en el Salón de 1865.
Unos cuantos años más tarde, Cézanne aborda de nuevo este tema, pero esta segunda versión es totalmente diferente por sus colores, luminosos e intensos, y por su brillante ejecución que recuerdan las pinturas de Fragonard. La luz de Cézanne está entonces llena de evolución hacia el impresionismo. Sería durante su estancia en Auvers-sur-Oise en casa del doctor Gachet que, en la animación de una discusión, el pintor se hubiera amparado de su pincel para crear este coloreado boceto.
Entrega de este modo una interpretación mucho más atrevida del tema de Manet. El contraste entre la desnudez de la mujer desvelada por su sirvienta negra y la elegante indumentaria del hombre vestido de negro, que además se parece sorprendentemente a Cézanne, que la mira en espectador, contribuye a proporcionar a la escena un carácter erótico y teatral. El efecto está todavía más marcado por la presencia de la cortina colgada en la izquierda.
Durante la primera exposición impresionista de 1874, esta evocación algo alucinante recibió las burlas tanto del público como de los críticos. En la revista L'artiste del 1° de mayo de 1874, Marc de Montifaud escribe: "como una visión voluptuosa, este rincón de paraíso artificial, ha sofocado a los más valientes...y el Sr. Cézanne ya no aparece más que como una especie de loco, agitado pintando el delirio tremens".

Artwork not currently exhibited in the museum
Novedades de la colección