Figuras y retratos

Type
Exposition
-
Du 07 mars au 04 juin 2006

Félix Nadar, que tomaba por modelos a sus amigos de la bohemia artística y literaria, elabora entonces un tipo particularmente convincente de retrato fotográfico. Durante el proceso que lo opone a su hermano Adrien Tournachon por haberse apropiado de su seudónimo, aprovecha la ocasión de expresar su concepción:
"La teoría fotográfica se aprende en una hora; las primeras nociones de práctica, en un día... Lo que no se aprende, se lo diré: es el sentimiento de la luz, es la valoración artística de los efectos producidos según los días diversos y combinados... Más aún, lo que no se aprende es la inteligencia moral del tema, es ese tacto rápido que le pone en comunicación con el modelo y le permite producir, no una reproducción plástica indiferente al alcance del último ayudante de laboratorio, sino una semejanza más familiar, más favorable, la semejanza íntima. Es el aspecto psicológico de la fotografía, y la palabra no me parece demasiado pretenciosa".
Nadar hacía suya la teoría del retrato defendida en 1851 en la revista La Lumière por el crítico Francis Wey, un amigo de Courbet.